Las empresas de hoy se han visto en la necesidad de buscar profesionales que posean ciertas habilidades y aptitudes esenciales para lidiar con diversos desafíos empresariales. Esto se debe principalmente a que vivimos en un mundo globalizado y digital, guiado por un mercado altamente cambiante y demandante. El dominio del inglés empresarial es una de las habilidades destacadas entre las más buscadas.

A continuación mencionamos cuáles han sido las ocho habilidades más buscadas por las empresas en este año 2019:

Flexibilidad y adaptabilidad

Para una empresa es importante que el empleado sepa adaptarse a diferentes ambientes de trabajo, además de ser versátil y dinámico ante diversas situaciones que puedan resultar un completo reto. En este sentido, la adaptabilidad a las nuevas tecnologías es clave.

Creatividad

Las compañías buscan contratar a talento capaz de hallar una variedad de soluciones a sus problemas o conflictos cotidianos de manera constructiva y original.

Además, considerando que las empresas se centran en obtener mayor competitividad en el mercado, es fundamental apoyarse en colaboradores que aporten nuevas ideas o perspectivas al negocio.

Colaboración

Ciertamente, en gran parte de los proyectos y actividades empresariales es indispensable que el empleado sepa trabajar adecuadamente con sus compañeros de equipo, ya que de esto dependerá el éxito de la empresa.

Aún más, a través de la colaboración se da paso a ambientes de trabajo más positivos, funcionales y productivos (aspectos vitales para las organizaciones).

Dominio del inglés empresarial

El inglés empresarial es una de las ocho habilidades empresariales destacadas, y es que estamos en una época globalizada. Las empresas requieren de profesionales que dominen otros idiomas, sobre todo tratándose del inglés; la lengua más utilizada en el mundo de los negocios y las relaciones comerciales entre diferentes compañías internacionales.

De hecho, al no saber este idioma, el profesional puede limitar sus oportunidades de trabajo y de acceso a mayores ingresos. Por ello, el dominio del inglés empresarial resulta primordial. Aquí es donde Voxy puede ayudar a las compañías a mejorar las capacidades lingüísticas de sus equipos globales.

Comunicación efectiva

La comunicación es la base para entenderse mejor. Por ello, es necesario que el profesional tenga una comunicación directa y efectiva con sus compañeros de equipo, directivos y clientes, sin importar que sea verbal o escrita. Con esto, las compañías sabrán que es un candidato que aporta ideas para mejorar el trabajo.

Disciplina y organización

Las empresas buscan profesionales que sean capaces de gestionar sus tareas o actividades del día, distinguiendo entre aquellas que se requieran priorizar. Además, aquí influye mucho la manera en cómo cada uno distribuye su tiempo para aumentar su productividad.

Iniciativa

Otra habilidad que valoran las empresas es la capacidad del empleado para realizar sus tareas, sin la necesidad de que alguien le diga qué hacer o cómo hacerlo. Esto se vincula en gran parte a tu auto-motivación para buscar cómo mejorar el área de trabajo y, asimismo, identificar cómo se puede aportar mayor valor con los conocimientos y aptitudes.

Razonamiento lógico

Las empresas optarán por un profesional que posea la habilidad de tomar decisiones relevantes bajo un criterio sensato y racional, el cual no afecte a la imagen corporativa.

Los candidatos que cuenten con todas estas habilidades son los más valorados por las compañías, no sólo por el crecimiento laboral dentro de la propia compañía si no que además tienen la posibilidad de conseguir mejores ofertas laborales. Cuanto más conocimientos y destrezas posea un profesional, mayor será su oportunidad de escalar en el sector empresarial y aplicar para puestos de trabajo directivos.

El dominio del inglés empresarial destaca como cualidad clave, ya que el inglés es el idioma universal y es el más valorado tanto en compañías nacionales como internacionales. El dominio del idioma inglés no es sólo importante para las compañías por su distribución geográfica, sino también por las organizaciones internacionales de las que dependen en muchos casos, por los gobiernos de quienes dependen, así como convenios internacionales y relaciones diplomáticas que les afectan también en ocasiones.