¿Cómo de importante es para una empresa formar a sus empleados en inglés? Mucho, y no solo cuando hablamos de compañías con un perfil internacional, también las que se centran en el mercado español obtendrán beneficios de dar a su plantilla la oportunidad de mejorar su nivel de inglés. Tener empelados bien formados y felices es la fórmula para crecer.

Con más 1.5000 millones de hablantes en el mundo, el inglés se ha convertido en la lengua más utilizada en el mundo de los negocios. La necesidad de tener profesionales con un buen nivel de inglés es evidente cuando éstos tienen que viajar o relacionarse con delegaciones, clientes o proveedores de otros países. Y es algo que afecta no solo a los perfiles más ejecutivos, también es importante que otros puestos se desenvuelvan bien: a la hora de responder al teléfono, atender a las visitas, contestar a los mails, explicar cuestiones que nos plantee un posible cliente o solicitar lo que necesitamos a un proveedor.

Pero también es clave para las firmas que no mantienen relaciones comerciales con otros mercados. Por ejemplo cuando se trata de facilitar a sus empleados la comprensión de programas tecnológicos, nuevas herramientas o procesos, ya que habitualmente el inglés es también la lengua de la tecnología.

Gestión del talento

Por último, la formación en inglés es también un recurso de los departamentos de RRHH para hacer a la empresa más atractiva -a la hora de atraer nuevos talentos– y fidelizar a los mejores empleados. Una inversión nada desdeñable ya que cada vez son más los profesionales que valoran fichar o no abandonar una empresa cuando les ofrece programas de formación atractivos y efectivos. Es una forma de cuidar a los empleados que garantizará tener a los mejores y, a través de ellos, los mejores productos y servicios. Sin olvidar que buena valoración de marca entre empleados acaba trasladándose a una buena imagen externa. Y, por supuesto, es una herramienta de gestión de la felicidad, la tendencia que asumen cada vez más empresas que apuestan por contratar “Gerentes de felicidad” (Chief Happiness Oficers o CHO) como método para crecer.

Analizaremos con más detenimiento en próximas ocasiones todas estas opciones y los beneficios del inglés en cada caso, pero en esta primera aproximación ya hemos perfilado la importancia que tiene para cualquier empresa, independientemente de tu tamaño o proyección, proporcionar a sus profesionales formación en inglés.

Si quieres saber qué puedes ganar formando a tu plantilla y cómo hacerlo, contacta con nosotros aquí y te haremos una propuesta personalizada para tus necesidades y las de tus empleados.