Las personas que más idiomas han aprendido en su vida, al aconsejarnos sobre las claves para haberlo conseguido, parece que están describiendo el método Voxy. Así descubrimos los cinco consejos que nos dan los políglotas para aprender idiomas de verdad.

Nadie tiene muy claro cuántos idiomas existen en el mundo pero se cree que, al menos, hay en torno a 6.500 lenguas distintas. Hasta hace muy poco tiempo la inmensa mayoría de los mortales se conformaba con hablar una de ellas, aquella que aprendían de niños y les servía para comunicarse con su entorno.

Hoy cada vez hay más personas que hablan dos lenguas (en Europa la mayoría de jóvenes conocen la suya propia y, al menos, hablan algo de inglés) y no es raro encontrar a gente que habla tres lenguas. Menos habitual es encontrar a personas que hablan de forma fluida cuatro idiomas, y no digamos una decena de ellos, algo que para muchos de nosotros resulta absolutamente inconcebible.

Pero hay personas que han dedicado su vida por y para los idiomas, traductores y profesores (por lo general, ambas cosas al mismo tiempo), que pueden cambiar de un idioma a otro, para entablar conversaciones fluidas y perfectamente inteligibles.

Personas que han perdido definitivamente su acento nativo. Los verdaderos ciudadanos de la torre de Babel, que Richard Hudson, profesor emérito de Lingüística del University College de London, bautizó como “Hiperpolíglotas” “un título reservado para aquellas personas que hablan a la perfección más de seis idiomas”.

Está claro que no todos tenemos el tiempo ni la necesidad de hablar decenas de lenguas, pero los consejos para aprender idiomas de los que sí lo hacen, pueden sernos de gran ayuda para aprender de una vez inglés y multiplicar así, no sólo nuestra empleabilidad, sino también nuestra riqueza personal.

Atento a los consejos que curiosamente son los predicados por Voxy:

1. Ten un objetivo claro:

El británico Richard Simcott está considerado uno de los mayores políglotas de la actualidad. Habla en torno a veinte idiomas con soltura, algo que es especialmente sorprendente teniendo en cuenta que aún no ha cumplido 30 años.

En su opinión, una de las claves para aprender un idioma reside en tener claro para qué quieres aprenderlo. Simcott es asesor lingüístico y cada nueva lengua significa una nueva oportunidad de trabajo, pero hay muchas otras razones

Es imposible aprender un idioma de verdad si lo hacemos sólo porque “suena bien”, una razón que argumenta mucha más gente de la que podríamos pensar. Para aprender bien un idioma es necesario estudiarlo de forma intensa día tras día y esto no es sencillo. Es por ello que la motivación es un pilar fundamental.

2. No tengas miedo a equivocarte:

El británico Matthew Youlden, que trabaja como asesor lingüístico, habla nueve lenguas fluidamente y entiende casi una docena más. Aprendió su primer idioma extranjero, el griego, con ocho años, y sólo porque le parecía algo divertido que hacer con su hermano gemelo Michael (que es también hiperpolíglota). En su opinión, empezar a estudiar idiomas de niño fue algo fundamental, pues aprendió una de las normas fundamentales: no cortarse a la hora de hablar un nuevo idioma por miedo a hacerlo mal.

En su opinión, la hipótesis de que los niños son intrínsecamente mejores aprendiendo que los adultos es un mito, aunque no todo el mundo piensa igual, pero determinadas actitudes típicamente infantiles son básicas en el aprendizaje de idiomas. No te avergüences de cometer errores, haz como hacen los niños y despreocúpate de hacer el ridículo.

3. Sumérgete de lleno en el idioma que estás aprendiendo (como te ofrece Voxy) y vive tu vida en inglés:

Cuando se le pide a un políglota un sólo consejo para aprender idiomas su respuesta suele ser siempre la misma: “haz todo lo posible por vivir toda tu vida en el idioma que estás aprendiendo”. La inmersión lingüística es la mejor herramienta para aprender de forma rápida y eficaz un idioma.

Lo importante para aprender un idioma es practicar todos los días, poner en práctica lo que sea que estés aprendiendo, ese es el truco.

4. Aprende a memorizar:

El millonario prusiano Heinrich Schliemann (Alemania, 1822 – Italia, 1890) fue uno de los más grandes arqueólogos de la historia y es conocido, principalmente, por ser el descubridor de las ruinas de Troya. Pero además, fue uno de los primeros hiperpolíglotas en un tiempo en que el dominio de 15 idiomas era muy útil. En su libro de memorias, Schliemann explica el particular método que utilizó, primero para aprender inglés y, después, el resto de lenguas: “Consiste en leer muchos textos en voz alta, en no hacer traducciones, dedicar una hora diaria. Para conseguir cuanto antes una buena pronunciación acudía dos veces por semana a una misa en inglés y repetía para mí, en voz baja, el sermón del cura”.

Aprender el vocabulario de un idioma es el primer paso necesario para conocer este, un consejo que también recoge Youlden: “A lo mejor parecerá que estás loco, pero, en realidad, hablar contigo mismo en un idioma es una buena manera de practicar si no tienes a nadie más con quien hacerlo“. Automatiza el vocabulario y no lo memorices, como también indicamos desde Voxy.

5. Aprende a conservar lo aprendido:

Tras aprender a hablar un idioma con soltura es necesario seguir practicándolo si no queremos que se nos olvide. Si no realizas un esfuerzo diario por mantenerlos empezarás a perder tus habilidades muy rápido”.

Una buena manera es mantenerte al día con las noticias convertidas en lecciones que Voxy publica a diario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies