Según publicación del periódico  “El Economista.es” el pasado dia 3 de marzo , 

“La epidemia del coronavirus ha llevado a algunos países a tomar medidas drásticas como, por ejemplo, Suiza que ha suspendido todos los actos con más de 1.000 asistentes hasta el 15 de marzo. Y es que, una de las medidas para reducir la propagación del virus y los contagios es el de evitar lugares donde se concentre un número elevado de personas.

De hecho, una de las medidas tomada recientemente por el Gobierno italiano ha sido el cierre de colegios y universidades durante el mes de marzo. Una decisión que pone de relieve el temor que tienen algunos alumnos de acudir a clase por el riesgo de un posible contagio. Y es que en España, aunque no hay ninguna medida aún tomada por el Gobierno, escuelas como IE se han visto con la obligación de cancelar sus clases tras los casos confirmados que han ido habiendo a lo largo de estas semanas en el país.Sin embargo, esta alerta mundial está reforzando la posición de la formación online”.

Como  VOXY que es inmune a los efectos de este virus, el alumno no necesita ir a clases presenciales y juntarse con otros personas para recibir su formación ya que todo esto se hace de forma virtual. Así evitamos riesgos y sobre todo evitamos cancelar la formación en inglés a los alumnos. 

El alumno de la escuela online no tiene ningún riesgo de contagio; mientras el de la formación presencial sí.

Las formaciones online no van a suspender sus clases; las formaciones presenciales tienen un alto riesgo de contagio por lo que las escuelas se están viendo en la obligación de suspender sus clases para intentar frenar el contagio del virus.

-En las formaciones online ,  no existe riesgo de contagio no hay que pensar en alternativas. En cambio, las escuelas presenciales, ahora han de pensar en alternativas para poder seguir ofreciendo las clases a sus alumnos al pensar de cerrar las puertas de sus centros.

– Los alumnos de las formaciones  online, no se verán afectados por este virus, por lo que sus alumnos no sufrirán ningún trastorno en cuanto a su educación. Las escuelas físicas, de lo contrario, al suspender sus clases o tener que buscar una alternativa para sus alumnos, estos sí que se verán afectados.

Por lo que la formación online es la receta preventiva contra cualquier virus. Es importante que ni los alumnos ni los profesores pongan en riesgo su salud.