Este año todo ha cambiado, y la típica cena de empresa por Navidad, también se ha reinventado.

Romper con la tradición

En este sentido, ya han sido muchas las empresas que han optado por hacer una cena de Navidad virtual, como no podía ser de otra manera. Así, se mantiene la tradición en la que el espíritu navideño invade la mesa, y el estrés del día a día, las relaciones conflictivas y los plazos, dejan pie al buen humor, las conversaciones distendidas y los brindis.

Imaginación al poder

Esta nueva modalidad, ha despertado la oportunidad de abrir negocio a nuevas y consolidadas empresas. Empresas de distribución de comida han puesto en marcha soluciones que faciliten que los restaurantes que antes acogían y llenaban su agenda de reservas con grandes mesas, puedan seguir prestando sus servicios, esta vez a domicilio.

Pero además, esto ha dado pie a poner en juego la imaginación y tratar de realizar toda una experiencia diferente en torno a la cena de empresa. Tal es así, que algunas empresas han orquestado toda una masterclass de cocina, para elaborar uno mismo un menú navideño. Desde casa, pero como si de los mejores restaurantes de tratara, los empleados cocinarán, guiados por un experto gastronómico su propia cena de Navidad de empresa.

cena empresa

Muchas empresas están proporcionando los productos necesarios, sustituyendo así el coste que supondría la cena de Navidad tradicional. Esta entrega también puede estar dotada de simbolismo, mensajes positivos. Quizá pueda ser una nueva forma de trasmitir el mensaje de la cúpula directiva con el agradecimiento a los esfuerzos en un año tan complejo y el optimismo con el que afrontar el nuevo episodio.

Es cierto que, con la distancia, y cada uno desde su casa, las posibilidades de improvisación quedan bastante reducidas. No obstante, seguro que siempre habrá quien se las ingenie para sorprender y dejar alguna anécdota de la cena de Navidad de 2020.

Hay quienes ya han acordado vestirse con el clásico jersey navideño y se compite por ver cuál será el más feo u original. Seguramente no falten los detalles festivos como orejas de reno, gorros de Papá Noel y decoración navideña.

¿Ya sabes cómo va a ser tu cena de empresa? Dadas las circunstancias, esperemos que podamos poner ilusión y buenos deseos para despedir este 2020 y dar paso a un año más prometedor.

Desde ecompass esperamos que disfrutéis mucho de vuestras cenas de Navidad.