La diversidad en el entorno empresarial ya es una de las cualidades que destacan en la mejora de los resultados. Combinar experiencias y puntos de vista diferentes enriquece el ecosistema y da lugar a soluciones únicas y más creativas que, además, en la mayoría de casos resultan ser rentables.

Un reciente informe de Formes sobre la aceptación de la diversidad y la inclusión ha revelado que aquellas empresas con mayor diversidad étnica superan a sus competidores en un 35%.

Entendemos diversidad como la pluralidad de razas, clases sociales, géneros y orientaciones sexuales. Y, por supuesto, es interesante alentar la diversidad de culturas para formar equipos con personas de diferentes orígenes y nacionalidades. En este punto se plantea una gran barrera, la de los idiomas.

El inglés sigue siendo uno de los idiomas más demandados en el mercado laboral en todo el mundo. Además de la posibilidad de colaboración entre equipos de diferentes partes del mundo, el inglés amplía el espectro de fuentes de conocimiento que solo están en inglés, ya sean libros, vídeos o conferencias.

Para romper las barreras del idioma en las empresas, conviene tener en cuenta la importancia de algunos factores:

Fomentar la cultura de aprendizaje y desarrollo

Aquí entran en juego los departamentos de Recursos Humanos, especialmente los equipos responsables de desarrollo de talento, formación y desarrollo.

Estos profesionales deben encontrar la forma de incentivar la enseñanza de inglés en las empresas. Además, es una buena práctica que tengan visibilidad y control completo sobre los resultados obtenidos de esas iniciativas.

Ante el reto de buscar soluciones para la formación de inglés, el profesional de recursos humanos debe conocer los objetivos específicos de la empresa si quiere identificar la mejor alternativa. ¿Es necesario formar a todos los empleados o solo a grupos específicos? ¿Es el inglés un requisito para cualquier actividad clave de la organización o es una mejora incremental?

Plantear este tipo de preguntas permite comparar las soluciones disponibles en el mercado para identificar la que mejor se adapta a las necesidades y peculiaridades de la empresa. Además, es fundamental para analizar los resultados del programa identificar los principales indicadores de éxito y las métricas que se van a considerar. Esto permite a la organización tener una visión clara sobre el rendimiento del programa y la conformidad con la inversión realizada por la corporación.

Incentivo institucional

El éxito de los programas de idiomas es un beneficio para toda la compañía; por tanto, la responsabilidad debe ser compartida, y no recaer únicamente en el área de Recursos Humanos. Es necesario que los líderes de la organización estén comprometidos con el desafío de romper las barreras del idioma y motiven a todos los empleados a participar.

Los modelos de formación que reconocen a los empleados más involucrados o a aquellos que destacan en el progreso del aprendizaje, aumentan la participación de toda la red laboral. Es importante destacar que el interés por la formación es algo valorado dentro de la organización y promovido activamente.

Se han demostrado algunas técnicas para mejorar el compromiso de los empleados en los programas de idiomas. Algunas son: ayudar a los empleados a incorporar el aprendizaje del idioma en sus rutinas, elegir embajadores del programa dentro de la estructura empresarial o contar con la participación de altos cargos.

Reforzar la importancia profesional

Los equipos que dominan el inglés tienen mucho que aportar a los resultados de la organización en su conjunto pero, además, es clave a nivel individual para el desarrollo de capacidades competitivas del profesional.

Hablar inglés puede ser importante en todos los niveles organizativos, pero en ocasiones resulta un requisito indispensable para puestos de alta dirección. Este factor puede suponer un incentivo para que los empleados se involucren en los programas de formación de idiomas.

Además, al dominar el inglés se tiene acceso a conocimiento que solo existe en este idioma. Amplia la cantidad de posibilidad para consumir contenido y expandir el conocimiento. Incluso puede ayudar a descubrir nuevas áreas de interés antes inexploradas.

Ecompass, como parter oficial de Voxy en España, ofrece una innovadora solución de formación de inglés enfocada en profesionales que desean lograr resultados mejores.

Contáctanos para que sepas cómo podemos ayudar a tu empresa a romper las barreras del idioma en tu negocio.

Artículo publicado por primera vez en el sitio web de Voxy. Voxy autoriza a ecompass a publicar como un socio de canal certificado.

Matheus Torrano

Matheus is a Marketing Analyst at Voxy. Part of the Marketing team, he works hard to create valuable experiences that bring more happiness into people’s lives. He has a Bachelor’s degree in Business Administration by FEA-RP/USP and years of experience in marketing and communication.