A veces, a pesar de nuestros mejores planes, los profesionales de formación y desarrollo y los profesores, se ven obligados a trasladar las clases presenciales existentes a un entorno online sin previo aviso.

Todos sabemos que crear un curso de aprendizaje online requiere tiempo para planificar, desarrollar materiales y desarrollar un marco de evaluación. Sin embargo, a veces el programa debe continuar, y hay tres errores comunes que se deben evitar:

1- Pensar que el entorno cara a cara tiene que ser recreado en el ámbito online

Estamos en tiempos difíciles y una migración masiva al aprendizaje en línea no es simplemente recrear el entorno cara a cara en persona al que estás acostumbrado. 

Por ejemplo, reemplazar una conferencia semanal de tres horas con una transmisión en linea de tres horas será agotador para el maestro e ineficaz para los estudiantes. Muchas veces los profesores que estan acostumbrados a enseñar de forma presencial no saben enseñar de formo online , son formas muy diferentes de enseñanza y requieren de practica y conocimiento

En lugar de intentar replicar lo que sucede en el aula, intente algo nuevo. Reemplace una video conferencia con un documento colaborativo, donde los estudiantes puedan publicar preguntas y los facilitadores (y otros estudiantes) puedan responderlas. O haga que los estudiantes trabajen en pequeños grupos virtuales (asincrónicamente) para responder preguntas o crear respuestas colaborativas a las lecturas, etc.. Mantenga las cosas simples, pero manténgalas colaborativas. Establecer un sentido de comunidad y colaboración es fundamental para una formación online  exitosa.

2- No entender cómo la tecnología puede mejorar el proceso de aprendizaje
La tecnología avanza constantemente y es posible que se sorprenda de la cantidad de recursos que tiene a su alcance. Por ejemplo, Google ha tenido Hangouts durante mucho tiempo, una función gratuita que le permite colaborar fácilmente mediante videollamadas y chat, lo que permite interactuar en tiempo real sin problemas. 

Más allá del PC piense en las tecnologías que sus estudiantes ya están utilizando. Inicie un grupo de Facebook, chat de Whatsapp o incluso una cadena de correo electrónico con todos sus alumnos. Haga que los estudiantes contribuyan a un documento compartido de Google. 

Cuando se trata de una crisis inesperada, no es el momento de invertir en aprender a usar nuevas tecnologías que no le son familiares ni a usted ni a sus alumnos. En su lugar, busque formas de comunicarse con sus alumnos que ya sean cómodos para ellos, y construya desde allí.

3- Haciéndolo demasiado difícil (para usted y sus alumnos)
Por último, si no tiene una amplia experiencia en la implementación de un programa de aprendizaje online, no sea demasiado duro con usted o sus alumnos. COVID-19 nos ha empujado a todos a un territorio desconocido, y deberíamos ser lo más pacientes posible entre nosotros. El objetivo de un curso de emergencia online es ayudar a los alumnos a continuar progresando cuando las opciones presenciales son descartadas 

Si tiene preguntas sobre cómo hacer la transición al aprendizaje online, comuníquese con nosotros. Voxy_spain ecompass , está aquiípara ayudar